25 de septiembre de 2017
 

 
  botón inicio botón contacta botón mapa web
foto cabecera
titulo cabecera
 
 
menu
PROVINCIAS
MONOGRÁFICOS
- Adiós al Hollywood europeo
- A donde habite el olvido
- Alfonso Canales, cronista cultural de Málaga
- Alfonso Grosso, entre balas y merengues
- Almería en tres miradas
- Antonio Gala no ha sido asesinado en Murcia
- Antonio Mozo, el innovador
- Asunción Andaluza
-
TROFEOS DISPUTADOS ENTRE 1973 Y 1983

- Caídas y más que caídas
- Caídos sin nombre
- Campo de sangre
- Cántico de Córdoba
- Centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez
- Cerrado ante la justicia, abierto ante la historia
- Del olvido a la gloria
- Deporte, de la jerarquía a la democracia
- Despiertan los medios de comunicación
- Domínguez Ortiz, cita con la historia
- "Donde se vive y se muere fuera"
- Eduardo Chinarro, el periodismo laboral
- El arte al alba
- El Centenario de Vázquez Díaz
- El Correo de Andalucía en Huelva
- El fin de los monopolios
- El flamenco en la Transición
- El islote de Saltés
- El nacimiento del Festival de Cine Iberoamericano
- El reportero Sebastián Cuevas
- El torero que revolucionó las masas
- En el nombre de Jarcha, libertad sin ira
- En homenaje al maestro Ladis
- Entrevista a Antonio Gala

Diálogo del desamor

- ¿Estamos preparados para el cambio?
- Huelva canta libertad
- Huelva y la música
- José Gálvez Manzano populariza el billar
- José Prieto Escaso, arquero olímpico
- Juan Diego borda su venganza
- La creación nunca duerme
- La década gloriosa del Trofeo colombino
- La esquina de Pepe Jiménez
- La herida de Federico Villagrán
- La mirada de Ricardo
- La princesa comunista
- La radio del transistor
- Las voces prohibidas
- La Transición acelera el reciclaje de los periodistas
- La Transición de los periodistas
- La Transición en las librerías malagueñas
- Los interrogantes de Antonio Burgos
- Medios: la renovación inconclusa
- Nadie sabía nada
- Noche de guardia
- Pedro y Pablo en la Tasca del Matías
- Picasso, principio y fin
- Pudo ser un sueño, pero fue realidad
- ¡Que vienen, que vienen!
- "Se hace talento al andar"
- Semblanza/ Manuel Benítez 'El Cordobés'

Un flequillo le leyenda en la España de los 'seìllas'

- Távora en esencia
- Tránsitos
- Una irrepetible complicidad
- Un festival "rojo" en el franquismo
- Un lienzo pendiente
- ¡Viva Andalucía viva!
CIUDADES RELEVANTES
 

INICIO > PERSONAJES > SEMBLANZAS
 
  21 de julio de 2011
  Antonio Torres
  José Fernández Revuelta. Almería, lejana y andaluza
  Para el primer presidente de la Diputación democrática de Almería, José Fernández Revuelta (Almería, 1927), esta provincia es distinta por la lejanía histórica con Sevilla, pero es andaluza, y de hecho recuerda que votó afirmativamente la vía del 151 en contra de lo aconsejado por su partido, la extinta UCD. Desde el Colegio de Abogados dio el salto a la política y en aquellos primeros años era consciente de que había que actuar desde las instituciones como un consejo de administración, comprometido con la solución de los problemas más acuciantes de la provincia.

Poesía y política.
Fernández Revuelta nos recibe un día de abril en uno de los salones de su casa que da al campanario de la iglesia de San Sebastián en el centro de Almería, coincidiendo con la proclamación de Benedicto XVI. Mientras se desarrolla la conversación y dedica a este autor sus obras Umbral ardiente (1973) y Poemas del hombre nuevo (1976), unos técnicos le instalan el aire acondicionado y su esposa lee la biografía del juez Baltasar Garzón, quien dirigió a mediados de los años ochenta el Juzgado de Instrucción número tres de Almería.

De sus tiempos de bachillerato recuerda con afecto a la catedrática y poetisa Celia Viñas, que, junto a otros alumnos como la ex directora de Radiocadena, María Rosa Granados o el autor de Un pájaro quemado vivo, Agustín Gómez Arcos, exiliado en Francia, les llevaba de excursión a Radio Almería y les invitaba como actividad lúdica a recitar y leer obras literarias para los programas cara al público. De hecho en uno de sus poemas está dedicado a la memoria de la desaparecida Celia Viñas que concluye así: “Seguirán muriendo los niños, los poetas y las flores. Y se romperá el cristal de tu frente porque eres mecanismo tan perfecto que cualquier día sazonarás con tu sangre el increíble nacimiento de la yerba”. Estudió Derecho en la Universidad de Murcia y desde 1955 ejerce de abogado en Almería. Recuerda que estaba matriculado en Granada –pero su novia, Mari-Lola, desde la etapa del bachillerato, y la madre de sus cuatro hijas–, aprobó unas oposiciones en Murcia, “ciudad que tiene el mismo acento, carácter, y la forma de ser de los almerienses. Pero ya te digo que siempre aposté por Andalucía”.

Llegó a la Diputación franquista de la mano del Colegio de Abogados. Representó a dicha institución siendo vicepresidente en dos ocasiones, con Jesús Durbán Remón, uno de los cofundadores de Caja Rural de Almería y con el Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial, Juan de Oña. “De esta etapa tengo el recuerdo de ser el instructor de un expediente, que otros abogados no quisieron defender, para que un funcionario exiliado y perseguido pudiera reincorporarse a su puesto de administrativo, cosa que conseguí por unanimidad de todos mis compañeros porque en el fondo sabíamos que las cosas iban a cambiar“. Franco murió y Fernández Revuelta, muy sibilino, se apartó de la política para rearmarse y reaparecer en una lista democrática, que fue la más votada de Almería, en representación de UCD, y con el abogado y escritor, Fausto Romero-Mihura, de número uno y candidato a la Alcaldía, y Fernández Revuelta como número dos para presidente de la Diputación. Desde el último año del franquismo, confiesa que tenía claro ser el primer presidente democrático de la Diputación, y de hecho sus compañeros franquistas intentaron colocarlo al frente del organismo provincial.

Fernández Revuelta supo aguardar el momento apasionante de la democracia. “En el franquismo ni en la democracia estábamos politizados. Éramos como un consejo de administración preocupados por la falta de agua, luz, alcantarillado, teléfono y como siempre la batalla se centraba en las comunicaciones donde hemos sido muy precarios, históricamente. Después avanzamos con las miras puestas en la independencia del Colegio Universitario, en la protección del medio ambiente y en la defensa y promoción del turismo de la Costa de Almería”. Impulsó la creación del Instituto de Estudios Almerienses y la remodelación del palacio de la Diputación Provincial.

Sueños y amarguras.
Reitera la ilusión que le produjo la democracia. “Teníamos autonomía hasta el punto que nombré miembro de la Comisión de Gobierno al portavoz de la oposición, el socialista Antonio Maresca, gran amigo mío. Hubo también momentos de tensión cuando los socialistas en bloque se retiraron del pleno en el que seguí las consignas de UCD de no solicitar el artículo 151 de la Constitución para la Autonomía de Andalucía. Los socialistas me esperaron en la calle y me dijeron que no era nada personal contra mi persona. Eran otros tiempos de tolerancia, respeto y diálogo, pero yo en el fondo sabía que tenían razón y finalmente cuando llegaron las votaciones dije “Sí a Andalucía”. Los socialistas concedieron, después, con UCD, la Medalla de Oro de Almería, por unanimidad, para un hombre tranquilo, afable y bueno en el buen sentido de la palabra.

De la Transición admite dos amarguras trágicas: la muerte del estudiante Javier Verdejo y el macabro asesinato de los tres jóvenes del llamado Caso Almería. En cambio, tiene palabras de afecto para el gobernador civil de la UCD, José María Bances, quien le tuvo informado del desarrollo de los acontecimientos durante el intento de golpe de Estado del 23-F; pero no sobre las graves meteduras de pata en relación con la muerte de los dos santanderinos y de Juan Mañas Morales en el Caso Almería. “A mi no me presionó”, dice sobre el controvertido gobernador civil,  “porque es verdad que en la crisis de mi partido en Almería me situé al margen. Puedo asegurar que mantuve lealtad a Bances pese a  su gestión, criticada por muchos,  pero también con el otro sector, especialmente con el senador, abogado y periodista, José Manuel de Torres Rollón que dimitió junto a otro gran político como Ramón Ponce”

Defiende el carácter andaluz de Almería. “Almería es distinta por la lejanía histórica con Sevilla, y con la forma de hablar y el carácter de la parte occidental, pero es andaluza y ahora Canal Sur y otros medios contribuyen a ello, pero nos sigue faltando un tren eficaz. Es decir que el debate sobre Almería y Murcia lo llevaron gente de UCD como Gómez Angulo, pero siempre consideré que Almería es distinta y andaluza. No, no me apunté a ese debate”. El talante, el diálogo, la capacidad para asumir las críticas, definen la personalidad de un hombre tranquilo frente a un grupo de intereses que se dieron cita en UCD. “No éramos un partido sino una suma de intereses, vanidades destinadas al fracaso, y donde el pobre Suárez sufrió mucho, incluso cuando legalizó inteligentemente al PCE en Semana Santa”

Fernández Revuelta tiene claro que el milagro económico de Almería se consolidará con la mejora de las comunicaciones y, sobre todo, que el futuro del agua quede garantizado en una provincia que ha pasado la etapa de la emigración a la acogida con un reto muy serio y de responsabilidad. Su vida transcurre entre la lectura, el afecto a los nietos y la colaboración  semanal, con perfiles literarios, que mantiene con La Voz de Almería.
   
  pagina anterior pagina siguiente
 
 
   
 
  Inicio | contacto | mapa web   Transición