19 de agosto de 2017
 

 
  botón inicio botón contacta botón mapa web
foto cabecera
titulo cabecera
 
 
menu
PROVINCIAS
MONOGRÁFICOS
- Adiós al Hollywood europeo
- A donde habite el olvido
- Alfonso Canales, cronista cultural de Málaga
- Alfonso Grosso, entre balas y merengues
- Almería en tres miradas
- Antonio Gala no ha sido asesinado en Murcia
- Antonio Mozo, el innovador
- Asunción Andaluza
-
TROFEOS DISPUTADOS ENTRE 1973 Y 1983

- Caídas y más que caídas
- Caídos sin nombre
- Campo de sangre
- Cántico de Córdoba
- Centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez
- Cerrado ante la justicia, abierto ante la historia
- Del olvido a la gloria
- Deporte, de la jerarquía a la democracia
- Despiertan los medios de comunicación
- Domínguez Ortiz, cita con la historia
- "Donde se vive y se muere fuera"
- Eduardo Chinarro, el periodismo laboral
- El arte al alba
- El Centenario de Vázquez Díaz
- El Correo de Andalucía en Huelva
- El fin de los monopolios
- El flamenco en la Transición
- El islote de Saltés
- El nacimiento del Festival de Cine Iberoamericano
- El reportero Sebastián Cuevas
- El torero que revolucionó las masas
- En el nombre de Jarcha, libertad sin ira
- En homenaje al maestro Ladis
- Entrevista a Antonio Gala

Diálogo del desamor

- ¿Estamos preparados para el cambio?
- Huelva canta libertad
- Huelva y la música
- José Gálvez Manzano populariza el billar
- José Prieto Escaso, arquero olímpico
- Juan Diego borda su venganza
- La creación nunca duerme
- La década gloriosa del Trofeo colombino
- La esquina de Pepe Jiménez
- La herida de Federico Villagrán
- La mirada de Ricardo
- La princesa comunista
- La radio del transistor
- Las voces prohibidas
- La Transición acelera el reciclaje de los periodistas
- La Transición de los periodistas
- La Transición en las librerías malagueñas
- Los interrogantes de Antonio Burgos
- Medios: la renovación inconclusa
- Nadie sabía nada
- Noche de guardia
- Pedro y Pablo en la Tasca del Matías
- Picasso, principio y fin
- Pudo ser un sueño, pero fue realidad
- ¡Que vienen, que vienen!
- "Se hace talento al andar"
- Semblanza/ Manuel Benítez 'El Cordobés'

Un flequillo le leyenda en la España de los 'seìllas'

- Távora en esencia
- Tránsitos
- Una irrepetible complicidad
- Un festival "rojo" en el franquismo
- Un lienzo pendiente
- ¡Viva Andalucía viva!
CIUDADES RELEVANTES
 

INICIO > MONOGRÁFICOS > Deporte, de la jerarquía a la democracia
 
  Victoriano Ruigómez Domínguez
  Deportes (Huelva)
  Deporte, de la jerarquía a la democracia
  Huelva, al igual que el resto del país, vive en la década de los setenta los coletazos del régimen franquista y su deporte es también un claro reflejo de la languidez del franquismo. La vida deportiva de la provincia está regida por la Junta Provincial de Educación Física y Deportes, perteneciente a la Secretaría General del Movimiento que dependía directamente del Ministerio de Educación, que en las provincias tenía como máximo responsable al gobernador civil y que a su vez era el presidente de la Junta Provincial de Educación Física y Deportes. Es decir, el Deporte está controlado directamente por el Gobierno y fuertemente militarizado.

Este control del régimen hace que el deporte viva en un duermevela; ni para adelante ni para atrás: Aún así, comienzan al vislumbrarse los primeros cambios de apertura para lo que se utilizan las estructuras y los estamentos que la sociedad ha puesto al servicio del deporte:

Federaciones Provinciales Deportivas.
Delegación Provincial de la Juventud.
Delegación Provincial de la Sección Femenina.
Obra Social de Educación y Descanso.

En este organigrama se puede apreciar la clara militarización y jerarquización de la vida deportiva de la Huelva de los setenta que, además, y de manera puntual también utiliza en muchas ocasiones al estamento militar, sobre todo en lo concerniente a instalaciones y profesores; profesorado en centro público (como la Escuela de Maestría Industrial) donde el responsable de la Educación Física era un militar con graduación de capitán. En centros privados (Colegio Maristas) era otro capitán del Regimiento Granada 34, unidad establecida en Huelva. En lo concerniente a instalaciones, las del Regimiento Granada 34 se utilizaban para las competiciones federadas, donde también participaban los equipos de la institución militar y, como es lógico, el resto de equipos federados onubenses.

La implantación de las clases en los centros docentes impartidas por profesorado militar eran de claro matiz marcial-militar, desarrollándose fundamentalmente la gimnasia deportiva en grupos con alineación de los deportistas.

Otro de los ejemplos claros de la jerarquización es el sistema de elecciones. Tiene dos puntos opuestos y, a la vez, muy cercanos. Los presidentes son elegidos por la bases –deportistas, entrenadores, directivos, etc…– para luego, una vez elegidos, ser ellos los que designaban al representante regional que elegirán más tarde al nacional. Es como si el sistema organizativo de los países del Este fuera el que rigiera al Deporte en un régimen, el franquista, donde todo debía estar atado, y bien atado, desde arriba. Y que sin duda lo estaba. Era una apariencia democrática; una licencia deportiva sin más.
Esta situación en los primeros años de la década será la misma, con muy pocas variaciones, a final de los setenta y primeros de los ochenta, ya en plena transición a la democracia.

La realidad del Deporte onubense, casi un calco de lo que sucedía en el resto de España –la diferencia estaría en el número de deportistas y de deportes a practicar– aparece en la primera guía que se editó (en 1975 por la delegación de Educación Física y Deportes) y donde se recogen las entidades deportivas existentes en la provincia de Huelva.

Una veintena de deportes en toda la provincia contaban para su desarrollo con un total de 63 instalaciones en la capital y 122 en la provincia, lo que hacía un total de 185, claro que muchas ellas era multideportivas –se practicaban diversos deportes en las mismas instalaciones o pistas– y, además, muchas de ellas se encontraban en centros escolares, ya que era en los colegios donde había mayor participación deportiva de la sociedad; de ahí que hubiera campeonatos provinciales, regionales y nacionales escolares.

Paralelamente a este tipo de torneos se celebran también campeonatos federados, coincidiendo en deportistas y entidades ya que el atleta empieza a especializarse con los federados, pero sigue perteneciendo a su centro escolar y, después, a su entidad deportiva o club que, en esos años, siempre son los mismos, lo que hace que en ocasiones un deportista se enfrente a su centro escolar o a su club dependiendo del equipo con el que dispute una competición ya que el sistema permitía (obligaba) que un jugador se enfrentase a su colegio, club o entidad, según fuese necesario para mayor gloria deportiva. Es más, ocurre en ocasiones que un deportista disputa un torneo o competición en dos equipos distintos a la vez.
El deporte escolar, pese a todo y al exagerado control, alcanza cotas altas en Huelva, siendo elegida la provincia –por su buen hacer organizativo- para ser sede de los Campeonatos Escolares Europeos de la Fisec (1982) que contó con la participación de equipos de 19 países y un total de mil deportistas, la mayor concentración deportiva habida en nuestra provincia. La disputa de los Juegos de la Fisec fue el origen de la modernización deportiva para Huelva, destacando la construcción de las primeras pistas para atletismo, de material sintético, en Punta Umbría y la remodelación profunda y total de las instalaciones de la capital: Ciudad Deportiva, Polideportivo Andrés Estrada y pistas del Real Club Recreativo de Tenis.

Por primera vez en la historia deportiva de la provincia la Diputación Provincial entra a formar parte del tema organizativo de un evento deportivo, pues es la que lleva el peso de toda la organización y desarrollo de los Juegos de la Fisec. Hasta entonces la Diputación sólo había participado en el tema deportivo de manera testimonial, ya que en ningún caso tenía infraestructura para invertir en deporte y simplemente se dedicaba a administrar las subvenciones que llegaban del Patronato de Apuestas Mutuas Benéficas (las populares quinielas). Tras el rotundo éxito conseguido con la Fisec y ya en plena democratización del Estado, la Diputación pasa a ser un órgano muy activo en la política deportiva provincial, montando a tal fin un amplio servicio deportivo que abarca infraestructuras, actividades, subvenciones, ayudas a los deportivas y estudio y desarrollo del Deporte.

En cuanto al deportista en sí, una vez superada su etapa escolar, el atleta seguía su carrera deportiva en los clubes federados, representado a su club y a su provincia en su especialidad a nivel nacional, teniendo Huelva magníficas representaciones a nivel de equipos, como el Vera Cruz en voleibol (asciende a la máxima categoría nacional) y el Real Club Recreativo de Huelva (Decano del fútbol español) que, a finales de los setenta (temporada 78/79), asciende por primera vez a Primera División. No obstante, Huelva en lo que siempre ha destacado ha sido a nivel individual. Así, y con ejemplos que llegan hasta hoy, tenemos a Sixto Jiménez (voleibol). Este jugador alcanzó unos Juegos Olímpicos, primero en voley playa (Barcelona 92 como modalidad de exhibición) y más tarde como jugador de la selección española del voleibol en Atlanta 96.

Pero antes tenemos a Pepe Gálvez. Este hombre revolucionó el deporte onubense en la década de los cincuenta y sesenta, consiguiendo multitud de triunfos en billar. En 1973, cuando se retira, Gálvez había sumado más de dos decenas de títulos nacionales, europeos y mundiales, todo un símbolo que no ha sido igualado.
Junto a él tenemos también a dos arqueros que llegaron a Juegos Olímpicos, caso de Paco Peralta Osorno (Moscú 80)  y Pepe Prieto Escaso (Los Ángeles 84), pero su actividad se desarrolló plenamente a lo largo de la década de los setenta. Tampoco podemos olvidar a Manuel Casado Martínez, puntaumbrieño que alcanzó a ir, aunque de suplente, a México 68 en la especialidad de remo. Con ellos, el inconmensurable Juan Andrés Barón Pérez, campeón de España en distintas modalidades de atletismo (fondo y medio fondo) y primer campeón que tuvo el Cross de Itálica.

Los dirigentes.
Una figura destacada e importante en las décadas 70-80 en el deporte es la figura del dirigente. Fueron los encargados directos del desarrollo y de la promoción provincial del deporte, siendo los responsables de la creación de clubes, asociaciones deportivas, actividades, etc… En su mayoría eran ex deportistas pertenecientes al organigrama vertical del franquismo. Son, sin duda, los que transforman y democratizan el deporte provincial, pasando a ocupar cargos de presidentes de federaciones provinciales (algunos llegan incluso a regionales), de clubes, de entrenadores, de profesores, de monitores… Ellos ayudan a dar el vuelco que era necesario dar y tanto el tardofranquismo como los nuevos tiempos no supieron o no sabían dar.

También son los encargados de la nueva política deportiva que trae la democracia y de crear las nuevas bases, como es el caso de los patronatos municipales (que llegan a ser el verdadero motor deportivo en los pueblos), de los servicios deportivos de la Diputación, de la Junta de Andalucía; amén de ser responsables de las nuevas instalaciones y de su puesta en funcionamiento. La nueva clase dirigente pasa a sustituir a los militares y crean una generación de la que, además, surgen los entrenadores titulados, los últimos en llegar pero que son fundamentales para el nuevo entramado deportivo provincial.

De esta escuela de dirigentes cabe destacar a Juan Antonio Tirado Andrino, persona que venía de la Delegación Provincial de Ecuación Física y Deportes y que supo adaptarse perfectamente a los nuevos tiempos con ideas y maneras que despertaron al los deportivas onubenses; Manuel Sánchez, presidente, mecenas y alma máter del Vera Cruz de voleibol; Juan Ortiz, incansable luchador por mantener viva la tradición del deporte náutico en Huelva y otros muchos anónimos que han hecho posible que Huelva haya superado paralelamente la transición deportiva junto a la democrática.
   
  pagina anterior pagina siguiente
 
 
   
 
  Inicio | contacto | mapa web   Transición