28 de febrero de 2017
 

 
  botón inicio botón contacta botón mapa web
foto cabecera
titulo cabecera
 
 
menu
PROVINCIAS
MONOGRÁFICOS
- Adiós al Hollywood europeo
- A donde habite el olvido
- Alfonso Canales, cronista cultural de Málaga
- Alfonso Grosso, entre balas y merengues
- Almería en tres miradas
- Antonio Gala no ha sido asesinado en Murcia
- Antonio Mozo, el innovador
- Asunción Andaluza
-
TROFEOS DISPUTADOS ENTRE 1973 Y 1983

- Caídas y más que caídas
- Caídos sin nombre
- Campo de sangre
- Cántico de Córdoba
- Centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez
- Cerrado ante la justicia, abierto ante la historia
- Del olvido a la gloria
- Deporte, de la jerarquía a la democracia
- Despiertan los medios de comunicación
- Domínguez Ortiz, cita con la historia
- "Donde se vive y se muere fuera"
- Eduardo Chinarro, el periodismo laboral
- El arte al alba
- El Centenario de Vázquez Díaz
- El Correo de Andalucía en Huelva
- El fin de los monopolios
- El flamenco en la Transición
- El islote de Saltés
- El nacimiento del Festival de Cine Iberoamericano
- El reportero Sebastián Cuevas
- El torero que revolucionó las masas
- En el nombre de Jarcha, libertad sin ira
- En homenaje al maestro Ladis
- Entrevista a Antonio Gala

Diálogo del desamor

- ¿Estamos preparados para el cambio?
- Huelva canta libertad
- Huelva y la música
- José Gálvez Manzano populariza el billar
- José Prieto Escaso, arquero olímpico
- Juan Diego borda su venganza
- La creación nunca duerme
- La década gloriosa del Trofeo colombino
- La esquina de Pepe Jiménez
- La herida de Federico Villagrán
- La mirada de Ricardo
- La princesa comunista
- La radio del transistor
- Las voces prohibidas
- La Transición acelera el reciclaje de los periodistas
- La Transición de los periodistas
- La Transición en las librerías malagueñas
- Los interrogantes de Antonio Burgos
- Medios: la renovación inconclusa
- Nadie sabía nada
- Noche de guardia
- Pedro y Pablo en la Tasca del Matías
- Picasso, principio y fin
- Pudo ser un sueño, pero fue realidad
- ¡Que vienen, que vienen!
- "Se hace talento al andar"
- Semblanza/ Manuel Benítez 'El Cordobés'

Un flequillo le leyenda en la España de los 'seìllas'

- Távora en esencia
- Tránsitos
- Una irrepetible complicidad
- Un festival "rojo" en el franquismo
- Un lienzo pendiente
- ¡Viva Andalucía viva!
CIUDADES RELEVANTES
 

INICIO > MONOGRÁFICOS > La radio del transistor
 
  Rafael Sánchez López-Cansinos
  Medios de Comunicación (Córdoba)
  La radio del transistor
  La Transición en España supuso un cambio radical para la radio como medio de información, más aún al coincidir en el tiempo con nuevas tecnologías como la llegada del transistor, y pasando poco a poco con los primeros pasos hacia una libertad de expresión y, lo que es más interesante, de opinión. Mientras aquellos grandes aparatos de lámparas daban paso a los pequeños transistores, convertidos en objetos de uso personal, la apertura motivada por la Transición de un régimen autoritario a la democracia permitía dejar en el recuerdo a la censura, a través de las delegaciones del Ministerio de Información y Turismo, e ir venciendo gradualmente esos temores.

En Córdoba, con la EAJ 24 de Radio Córdoba, en solitario durante muchos años, surgía el primer programa informativo local con pulso propio y con capacidad de análisis en cuestiones de todo tipo incluidos los movimientos políticos: en ‘La hora de la verdad’ intervenían incipientes políticos de todo signo, que manifestaban abiertamente sus opiniones. En el programa intervinieron entre otros Cecilio Valverde Mazuelas, luego presidente del Senado; Julio Anguita, más tarde alcalde de Córdoba; Herminio Trigo, que lo sucedió en el Consistorio; Carmelo Casaño, diputado del Congreso por UCD, Joaquín Martínez Bjorkman, senador hasta poco antes de su fallecimiento y candidato a la Alcaldía, y otros muchos que daban al programa y el contenido y la riqueza de sus opiniones. Sebastián Cuevas con Paco Vargas, los dos ya fallecidos, junto con el autor de este comentario, realizaban aquella ‘Hora de la verdad’, que llegó en los primeros momentos a escandalizar a muchos.

Era la ruptura con aquella larga etapa, convertida en costumbre, en la que la censura sólo permitía las noticias locales bajo supervisión, y los diarios hablados, los “partes” de Radio Nacional de España de las dos y media de la tarde y las diez de la noche. Desde entonces hasta ahora la evolución ha continuado hasta llegar al estado actual de la radio, que sigue siendo fundamental en la formación de los ciudadanos y medio al alcance de todos, considerado como un miembro más de la “familia” y compañero inseparable. La Transición y el tiempo posterior obraron el milagro junto a las nuevas tecnologías, la FM, el sonido estereofónico... Difícil sería hoy nuestra jornada sin la radio, que nos 24 las veinticuatro horas del día.


* Rafael Sánchez López-Cansinos es periodista.
   
  pagina anterior pagina siguiente
 
 
   
 
  Inicio | contacto | mapa web   Transición