Warning: pg_result() expects parameter 2 to be long, string given in /var/www/webs/transicion/web/admin/F_bd.php on line 33 La transición de Andalucía
19 de noviembre de 2017
 

 
  botón inicio botón contacta botón mapa web
foto cabecera
titulo cabecera

 
 
menu
PROVINCIAS
MONOGRÁFICOS
- Adiós al Hollywood europeo
- A donde habite el olvido
- Alfonso Canales, cronista cultural de Málaga
- Alfonso Grosso, entre balas y merengues
- Almería en tres miradas
- Antonio Gala no ha sido asesinado en Murcia
- Antonio Mozo, el innovador
- Asunción Andaluza
-
TROFEOS DISPUTADOS ENTRE 1973 Y 1983

- Caídas y más que caídas
- Caídos sin nombre
- Campo de sangre
- Cántico de Córdoba
- Centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez
- Cerrado ante la justicia, abierto ante la historia
- Del olvido a la gloria
- Deporte, de la jerarquía a la democracia
- Despiertan los medios de comunicación
- Domínguez Ortiz, cita con la historia
- "Donde se vive y se muere fuera"
- Eduardo Chinarro, el periodismo laboral
- El arte al alba
- El Centenario de Vázquez Díaz
- El Correo de Andalucía en Huelva
- El fin de los monopolios
- El flamenco en la Transición
- El islote de Saltés
- El nacimiento del Festival de Cine Iberoamericano
- El reportero Sebastián Cuevas
- El torero que revolucionó las masas
- En el nombre de Jarcha, libertad sin ira
- En homenaje al maestro Ladis
- Entrevista a Antonio Gala

Diálogo del desamor

- ¿Estamos preparados para el cambio?
- Huelva canta libertad
- Huelva y la música
- José Gálvez Manzano populariza el billar
- José Prieto Escaso, arquero olímpico
- Juan Diego borda su venganza
- La creación nunca duerme
- La década gloriosa del Trofeo colombino
- La esquina de Pepe Jiménez
- La herida de Federico Villagrán
- La mirada de Ricardo
- La princesa comunista
- La radio del transistor
- Las voces prohibidas
- La Transición acelera el reciclaje de los periodistas
- La Transición de los periodistas
- La Transición en las librerías malagueñas
- Los interrogantes de Antonio Burgos
- Medios: la renovación inconclusa
- Nadie sabía nada
- Noche de guardia
- Pedro y Pablo en la Tasca del Matías
- Picasso, principio y fin
- Pudo ser un sueño, pero fue realidad
- ¡Que vienen, que vienen!
- "Se hace talento al andar"
- Semblanza/ Manuel Benítez 'El Cordobés'

Un flequillo le leyenda en la España de los 'seìllas'

- Távora en esencia
- Tránsitos
- Una irrepetible complicidad
- Un festival "rojo" en el franquismo
- Un lienzo pendiente
- ¡Viva Andalucía viva!
CIUDADES RELEVANTES
 

INICIO > PROVINCIAS > > ARTÍCULOS
 
botón introducción botón crónicas botón conversaciones botón artículos botón epílogo botón fotos  
  29 de noviembre de 2011
  Manuel Moraleda Pérez
  El nacimiento de UCD
  El inicio, la fundación de UCD, se produce en 1976, después de la muerte de Franco, cuando se convocan las primeras elecciones y, lógicamente no se concurre a aquellas elecciones como tal partido, puesto que no existía como tal, sino que aparece como un conjunto de corrientes cada una con su identidad propia. Con posterioridad ya se forma el partido de UCD.
Los partidos políticos de izquierda tenían el engranaje ya elaborado, por lo menos a niveles altos; pero, sin embargo, todo el régimen de partidos hubo que materializarlo desde el principio. Ahora bien, quiero hacer una matización:   la UCD era considerada como de izquierdas, aun sin tener un partido en la derecha, porque el partido que había en la derecha era AP, un partido, en principio, meramente testimonial. Es decir, fundamentalmente UCD estaba nutrida de gente de derechas o de centro y, sin embargo,  estaba considerada como un partido de izquierda. Tan testimonial era lo de AP que incluso con posterioridad a aquello de “los magníficos”, tuvieron un congreso de fundación o refundación de AP en Fuengirola y comieron todos en una mesa. Es decir, no había casi militantes, ni tampoco dirigentes. Desde el punto de vista de la izquierda, del PSOE y del PC,  lo que existía era mucha más demagogia porque estaban mejor organizados, porque tenían detrás un partido que marcaba unas pautas y eso llegaba a la gente con mucha más fuerza que lo que podíamos transmitir los demás: todos íbamos de muy buena fe, no teníamos apetencias de ninguna clase y lo único que queríamos era poder hacer  la transición con el fin de que no fuese una derrota ni de la derecha ni de la izquierda. Quizá por eso, lo que sucedió fue lo mejor que pudo suceder: que ganara las primeras elecciones UCD y que después se hayan ido simultaneando izquierda y derecha en el poder político.
En las primeras elecciones del 76, cuando todavía no estaba constituida UCD  se presentaron al Congreso José Ramón González y Emilio Muñoz. En las siguientes elecciones, constituido el Partido, José Ramos Manzano, Landelino Lavilla (nombrado directamente por Suárez), Julio Aguilar Azañón y Luis Gea.
En el Ayuntamiento de Jaén, UCD ganó las elecciones, con mayoría simple de votos Luis M. Payá. Sin embargo el PCE le dio sus votos al PSOE que gobernó el Ayuntamiento durante varias legislaturas, primero con Emilio Arroyo y luego con José Mª de la Torre.
Fernando Jurado Méndez, Secretario Provincial  de UCD  se presentó como número 1 al Congreso en las últimas elecciones, que se perdieron.  Tras la ruptura de UCD nace el Partido Popular Andaluz, cuyo Secretario fue Rafael Martínez, pero aquello no llegó a buen puerto. Sin embargo UCD siguió presente en la vida municipal, después como el CDS, que ha tenido representación municipal, con Cristina Nestares,  hasta las últimas elecciones.
El UCD desaparece, de hecho, en las elecciones del 82. Ahí se terminó todo: deudas a montones que se sufragaron en parte gracias a algunas gestiones de Landelino Lavilla. Landelino, a pesar de ser nombrado por Suárez, se comprometió seriamente con Jaén: mientras fue Diputado y Presidente del Partido a nivel provincial, hizo una gran labor. Venía a Jaén todas las semanas e iba compaginando su trabajo en el Congreso y las actividades propias del partido en la provincia.
El partido era realmente interclasista: recuerdo que en un mitin que hicimos en Hinojares, una aldea pequeña cercana a Pozo Alcón, una de las asistentes se quejaba de lo cara que estaba la vida, los colegios, etc. Y su marido le dijo: “Mira, que un plátano vale cinco pesetas”.  Y aquella mujer contestó: “Sí, vale cinco pesetas pero tú sabes que en nuestra casa, nuestros hijos no se pueden comer un plátano cada uno”. Al hilo de esta anécdota, me pregunto: ¿qué hacía esa gente en un partido, UDC, con unas perspectivas completamente distintas de las que podíamos tener nosotros? Esa gente tenía que estar en un partido revolucionario, sin embargo, es evidente que esa gente estaba allí apoyando con su presencia aquellos mítines. Luego hubo de todo en UCD, lo que pasa es que posiblemente esta gente se “veía” menos que los otros.
Poco pudo hacer UCD para paliar la situación económica y social en que se encontraba la mayor parte de la población de la provincia; entre otras cosas porque UCD estuvo poco tiempo en el gobierno y con tantos avatares políticos y presiones, que poco pudo gobernar. En pocos años se tuvo que formar el partido y aguantar las presiones anteriores al golpe de estado, al tejerazo. A la UCD le faltó tiempo para tomar “medidas concretas” a nivel general y mucho menos a nivel provincial, concretamente en el caso de Jaén, porque un pacto de las fuerzas de izquierda le impidieron gobernar a pesar de ganar las elecciones. Quien pudo hacerlo, sí, fue el PSOE, aun con todas las deficiencias de su actuación, ya que ha habido que arreglar casi todo lo que hicieron.
   
  pagina anterior pagina siguiente
 
 
   
 
  Inicio | contacto | mapa web   Transición